el blog de los proyectos de Olga Berrios

Harry

Sus últimos tres meses

Junto a Harry ahora hay un puesto de castañas asadas. Ambos llevamos un gorrito y estamos rapados. Nos hemos reído de la coincidencia.

– ¡Pareces más german! -me ha dicho en spanglish, carcajeándose.
– Y tú chino: tan bajito y siempre con los ojos rasgaos de tanto reírte.

Dice que está de papeleos. No sé qué de unos certificados, no sé qué del ayuntamiento y que “ya, me voy”.

– ¡A dónde! -he exclamado.
– Pues a trabajar y a estudiar un poquito.

Calcula que en tres meses probará que lleva aquí tres años (más en realidad). Es la forma que tiene de quedarse: arraigo. No ser nadie en años hasta que consigas papeles que prueben que lo eres, que has estado ahí entre las cáscaras pisadas de las castañas asadas y el gorro de “I love this game”.

Me he alegrado un montón. Le he preguntado cómo volveremos a vernos y me ha dado su teléfono.

1 Comment

  1. La historia sigue. Seguimos la historia

Leave a Reply