Su hija mayor salía con una mujer, pero es que la menor se ligó a un negro bajito. Por eso explotó:
– ¡¡Seguro que si digo que no me gustan los canguros, cogéis y os liáis con uno!!