el blog de los proyectos de Olga Berrios

India

Profesiones en Calcuta

SANY0213 SANY0208

SANY0211 SANY0212

Fotos de Maribel.

1 Comment

  1. Furby parpadeos

    En un primer momento me había puesto muy transcendental pensando en el machismo del mundo laboral que se acentúa en países orientales como India, pero ya que la artífice de estas fotos he sido yo (gracias a que la Furby original las ha colgado) me voy a aprovechar y así mandar recuerdos a todos esos trabajadores a los que conocí, y que aunque no están en estas fotos ni creo que lean este comentario así también formarán de alguna manera parte de la vida de otras personas. Ellos han quedado fuertemente impresos como estas imágenes en mi memoria y han marcado, en gran medida, mi viaje a Calcuta. Muchos recuerdos para:

    * Hashim que trabaja en New Market y nos encontró todo lo que quisimos, y que se preocupó por mi el día que me comí una avispa y me trastoqué un poco.
    * Los comerciantes de telas de New Meena Textiles (basement 002) que me hicieron un precioso traje indio que no sé cómo se escribe pero cuya pronunciación es /salvar cami/, y también nos invitaron a una coca cola calcuteña.
    * A los taylors vecinos de mi hotel, el Ashree que me arreglaron la ropa que compré ¡a sólo 10 Rs la prenda ! (1€=57 Rs mas o menos) y te lo dejan a la medida sin probártelo, sólo te miden por todas partes.
    *Al frutero que me vendía las piñas con las que me libré de muchas diarreas y otras frutas como bananas, mangos…con las que alimentamos al equipo wifi en los momentos bajos.
    *Al panadero que me vendía cada día los bollitos ideales para los bocatas como los de atún para el “pack lunch” de parte del equipo de montaje de Mundo de Agua.
    *A mis queridos conserjes nocturnos del Ashree y el Astoria (Miguel) que me cuidaron y hasta me regalaron una botella de 2l. de coca cola.
    *Al genial Óscar, camarero del Yoyo´s, donde comíamos casi a diario, y al que le deseo lo mejor en sus planes de futuro para montar su propio negocio.
    *A Stevens, del locutorio, que me regalaba caramelos Cadburys y siempre me daba conversación.
    *Al entrañable hmbrecillo que vendía postales enfrente del Astoria y del cual me dio mucha pena no poder despedirme pues murió su madre y se marchó supongo que a su pueblo natal.

    Y a tantas otras personas cuya mirada penetrante y sonrisa cálida me han hecho sentirme en casa. Creo que se ha notado.
    A TODOS GRACIAS

Leave a Reply