el blog de los proyectos de Olga Berrios

India

Sexo en Delhi!!

Me estaba acordando ahora del comentario que hizo Furby Parpadeos, exhausta tras un día de cacheos en monumentos y/o aeropuertos (hay detectores de metales, pero parece que no les funcionan):

Cuando me pregunten si he tenido sexo en la India…

Por cierto, os voy a enseñar una curiosidad que no logramos entender quienes estamos acostumbradas/os a los semáforos y otras pautas de circulación.

Muchos autobuses, camiones y vehículos en general llevan en el culo unas letras pidiendo al resto de conductores que por favor les piten. Aquí utilizan el ruido del claxon para marcar la posición. Por eso el ruido es… constante.

DSC01890

El primer paso en Delhi ya fue malo. Como aconseja la Loly (la Lonely Planet), pillamos un prepaid para la zona del hotel, pero resulta que los taxis huyen del prepaid y prefieren negociar precios, ya que parece que así ganan más. Así que sólo logramos coger un par de taxis cuando un policía les obligó a recogernos.

El señor taxi, al inicio de nuestra calle, Main Bazaar, pretendió dejarnos allí tirados con las mochilas sin acercarnos hasta el hotel, argumentando que en esa zona sólo circulaban rickshaws. Quizá había un acuerdo entre ellos o quizá -lógicamente- como la calle está tan saturada de… de todo… los taxis se niegan a cruzarla. Al final David habló con otro policía y consiguió que nos llevaran hasta la puerta del hotel.

El inicio de Main Bazaar.

DSC01891

Hay muuucha gente en esta calle no peatonal.

DSC01895

El interior de una tienda. Leed el cartel del fondo.

DSC01899

Una imagen muy común… té o café por todos lados.

DSC01898

Por cierto que el último día también hubo apagón en nuestra calle y al ruido de los transportes, la gente, la música a toda castaña de muchas tiendas… había que añadirle la música de los generadores eléctricos… uno en cada puerta de cada local.

DSC01901

Del cansancio, a partir de las anécdotas del taxi, casi todos los que nos atendieron en el hotel, restaurantes o tiendas nos parecieron de repente mafiosos. Sí, mafiosos.

Delhi es algo diferente a Calcuta. Para empezar no vemos tantísima gente tirada en las calles (o eso nos pareció). Hay inmensas avenidas. No hay tanta humedad, pero sí hace más calor. Pero echamos de menos Calcuta, que se nos hace familiar, más acogedora.

A la mañana siguiente decidimos hacer una excursión por la ciudad. Empezamos por el Fuerte Rojo (Lal Quilal). Vamos repartidos en dos motorickshaws. Se nos pincha uno y decidimos ir caminando hacia Lal Quilal, pero hemos perdido a la mitad del equipo. Después de un rato nos damos cuenta de que no estamos en el fuerte, sino en la mezquita.

En el paseo vemos una pescadería. Las carnicerías también tienen el mismo sistema de refrigeración (ninguno). Supongo que con esta imagen entendéis por qué se aconseja abrazar el vegetarianismo durante un viaje a este país.

DSC01864

Puesto de frutas y zumos.

DSC01865

La mezquita. Me gustó más que el fuerte. Es un sitio chulo de encuentro, muy relajante. Recomendable llevar calcetines porque el suelo quema mucho cuando entras descalza.

DSC01866

Mucha gente contempla la vida sentada en las escaleras. Nosotras lo hacemos un rato. También aquí hay mucha mendicidad.

DSC01875

Éste es el paseo lleno de comercios que va hasta esta puerta de la mezquita. Allí a lo lejos se ve el Lal Quilal, que es donde habíamos quedado realmente.

DSC01868

El susodicho fuerte que apenas exploré porque tras el pinchazo y el paseo y el calorazo, preferí tirarme en el césped. Por cierto, dentro hay toda una galería comercial.

DSC01869

Cola de entrada al monumento. Como véis, hay dos carriles: uno para mujeres y otro para hombres. La lógica es que en el carril femenino son mujeres las que cachean. Por cierto, siempre la cola de las mujeres es mucho más pequeña, por lo que apenas tardamos en entrar en el monumento. (Cabría preguntarse por qué apenas hay mujeres en esa cola, si dicen que la India avanza tanto.)

DSC01872

Salas de audiencias en el interior del fuerte.

DSC01870

Volvemos a la mezquita para que el resto del grupo la vea y nuestra excursión acaba en la “plaza mayor” de Delhi. Se llama Connaught Place.

Tiene un diseño curioso: son tres calles concéntricas con un parque central, todas ellas con soportales blancos. Es un sitio muuuy comercial y muuuy pijo.

DSC01886

Para empezar hay muchos coches muy diferentes a los que hemos visto hasta ahora. Y la rodean edificios muy modernos, como los del fondo.

DSC01885

Hay muchas motos.

DSC01889

Tiendas muuuy elegantes que -en el lugar- se antojan exóticas y te da por echarte fotos en el escaparate.

DSC01879

Y andando puedes cruzarte con la pepsi.

DSC01882

Más adelante está esta señora utilizando a esta niña para mendigar.

Aún no he averiguado qué tenía la niña en el pie. Me di cuenta al ver la foto. Quizá es una de las imágenes que más me ha hecho pensar-rabiar en este viaje.

DSC01883

Pasada esta escena tan estudiada, una tienda de Nike.

DSC01884

5 Comments

  1. No había leído ningún texto tuyo hasta la fecha. Lo cierto es que me ha enganchado el comentario del sexo, no por enfermo mental (quién sabe) si no porque cuando llegué allá lo primero que me dijeron mis compañeros es que llevaban casi un año en el país y casi un año sin…

    Pero después me he puesto a recordar lugares, situaciones, momentos… Y, lo que más me sorprende, es la absoluta ausencia de delicadeza o de sensibilidad en tus palabras. Es como si no sintieras…

  2. Comment by post author

    Dame una pista de a qué te refieres. Acabo de decir que la penúltima imagen es la que más me ha hecho rabiar y pensar. Me parece que ponerle demasiados adjetivos está de más. Cada uno que piensa y sienta lo que quiera, se lo guarde o lo comparta, coñe.

  3. Comment by post author

    Mmm… me está haciendo pensar tu comentario. Quizá no muestras/rezumas sentimientos como modo de autoprotección. Además lo principal que sentía en el viaje era rabia, indignación y mala leche por todo lo que veía. Me pregunto incluso si tenemos derecho a sentir pena o tristeza y no eso: vergüenza por lo que pasa. Como decía un amigo: ¡¡estamos locos!! Y mi forma de expresar esto es denunciar así… mostrando… que cada cual juzgue, ¿no? Bueno, ya con la selección de la realidad que hago y el tipo de comentarios creo que hay mucho editorialismo jajaja

  4. Gracias por la currada de post y hacernos un dibujo de la India a los que no la conocemos, aunque sea subjetivo.
    Aunqeu yo, como el compañero anterior, también esperaba encontrar un post sobre el sexo en la India. Y tampoco estoy enferma… creo.

  5. Olga

    Fíjate: yo leo tu nick y me espero un comentario sobre viagra y sexo entre mujeres de uñas largas para tíos heteros. Cosas que pasan.

Leave a Reply