el blog de los proyectos de Olga Berrios

India

Cuéntame cómo te ha ido

Qué voy a contar cuando vuelva. Por qué palabras empezaré. Tendré ganas o no de contarlo. Quién querrá escuchar, sí, quién tendrá esa curiosidad.

Varias de las conversaciones que hemos tenido en el grupo han ido sobre esto. Transmitir lo que hemos pasado, esta experiencia.

Aunque quizá algo que llama la atención es la preocupación y la tristeza de muchas y muchos porque sabían con certeza que había bastante gente a su alrededor que no tendría ningún interés por lo que habían vivido.

Os va a parecer casi una conversación de terapia de grupo. Pero no os fijéis sólo en que no nos quieran escuchar, sino en qué es lo que no se quiere escuchar.

“Mis amigos me ven como la rara del grupo, la chalada con estas cosas”. “Sé que no han entrado al blog, aunque hayan leído algunos de los mails que envíe”. “Yo ni me he molestado en escribir”. “Comentarán con cachondeo que he estado de maravilla de turismo, le quitarán importancia. Como cuando vas a Ibiza a bailar”. “Yo tendré que escuchar la playa de los demás, pero el resto no entenderá esto. Y es importante para mí”. “Habrá gente que, cuando llegue, me preguntará dónde he estado y de qué iba eso. No se acordarán de nada de lo que les dije ni habrán intentado seguirlo”.

Yo tengo suerte. La mayoría de quienes me rodean, la gente cercana, lo han seguido. Algunas han llorado y algunas personas incluso se han documentado más sobre la India y las vidas de allí.

5 Comments

  1. Impresionante. Después de tanto tiempo llego a ti a través de Tiscar y encontrándote trabajando en algo que tiene que ver también con mi trabajo.

    por cierto, estuve en kosovo hace dias (aprovechando mis vacaciones) y mi sensación a la vuelta es la misma que la vuestra. un beso. espero que me recuerdes.

  2. Carlos

    Siempre he pensado que me ha venido bien tener distintos grupos de amigos con distintas inquietudes.
    Unos no comulgan nada con las ONG´s y me ayudan a parar cuando me emociono demasiado en un proyecto.
    Y los amigos de distintas ong´s, cuando me ven quemado y lejos de este mudno, me pican con alguna colaboración en un proyecto para volver a ponerme los dientes largos.
    La diversidad es la riqueza. Y en ella, se incluye la gente que siendo tu amigo, le puede interesar más o menos ciertas experiencias tuyas.

  3. No rechazo esa diversidad, hablo de otra cosa. Creo que se trata de desprecio no por nosotros, sino porque esas experiencias incluyen una realidad dura a la que no queremos enfrentarnos porque preferimos nuestra comidad. Es decir, no nos desprecian a nosotros, sino a los otros que hemos conocido. Si nos hubiéramos ido a la playa sería diferente.

  4. Por suerte o por desgracia, algo parecido me ocurre a mi, mucha gente de mi entorno no comprende lo que hemos vivido alli, algunos me dicen que qué narices al pasar mis vacaciones trabajando en vez de descansar y otros simplemente me comentan que es una forma bonita de desconectar del trabajo… curioso ¿verdad?
    Por suerte tengo un pequeño grupo de amigos que me entienden y sobre todo que quieren conocer más de la realidad que hemos vivido.

    Bicos!

Leave a Reply