Ser voluntario es pensar y vivir de otro modo
Ser voluntario es integrarse en una acción organizada
Ser voluntario es sentirse portador del inédito viable
Ser voluntario es cargar la voluntad de acción y la acción de determinación transformador.
Ser voluntario es pisar a fondo en la tierra de la exclusión para conocerla, saborearla y responder con conocimiento de causa.
Ser voluntario es creer que los pasos del camino por andar son más importantes que la llegada.
Ser voluntario es vivir la rebeldía como valor en desuso y asumir la contra-cultura de la solidaridad.
Ser voluntario es tener los ojos abiertos y los oídos atentos para no acostumbrarse al quejido de quien sufre y para atisbar los mecanismos que general la fábrica de la exclusión.
Ser voluntario es saber contar con el límite propio y comunitario y aceptar que nuestra aportación es significativa, pero modesta.
Ser voluntario es ser personalista y comunitario.

Luis Aranguren. Vía Experiencias de voluntariado.