olga berrios

la broma

el blog de los proyectos de Olga Berrios

Activismo

Estoy con la iglesia de Vallecas

Yo de católica cero (o menos), pero apoyo totalmente la labor de Enrique de Castro (a quien he tenido la oportunidad de conocer) y su gente en la iglesia roja o de los marginados en Vallecas.

iglesiavallecas

El arzobispo de Madrid Rouco Varela ha decidido entregar el templo a Cáritas para que siga con su labor social y prohibir que en ella se celebren más misas.

En el centro que regentan desde hace 26 años han nacido grupos como el de las Madres contra la Droga, Traperos de Emaús, Coordinadora de Barrios, Escuela sobre Marginación, Fundación Raíces…

En torno a la iglesia han unido y han colaborado con chavales de la calle, empresarios, madres, políticos, insumisos, jueces, inmigrantes, colectivos sociales y de iglesia, agnósticos y ateos y creyentes de distinta confesión.

Ahora le plantan cara a los jefes y les entregan las llaves del templo a los y las feligreses… ¡ánimo!

Envía tu mensaje de apoyo.

[tags]enrique de castro, vallecas, cura rojo, iglesia roja[/tags]

8 Comments

  1. La iglesia nueva de Ratzinger… tan cercana a los viejos y más oscuros tiempos. A estos los echan a la calle por hacer aquello para lo que se supone nació la iglesia. Si es que la teología de la liberación no les deja dormir a ellos les vienen mejor instituciones como “tradicion, familia y propiedad”. Espero que la gente de Vallecas plante cara como debe ser.

  2. Miguel

    Bueno, no encuentro el escándalo por ninguna parte. El derecho canónico estaba vigente mucho antes de que esta iglesia vallecana existiese, así como la mayoría de los fundamentos de la Iglesia Católica, que por otra parte, no tengo yo tan claro que naciese teniendo como fin la asistencia y apoyo a los desfavorecidos, pero ese serçía otro tema de debate. En resumidas cuentas, esta clase de cosas son algunos de los motivos por los que considero a la Iglesia Católica y la religión que profesa como algo tremendamente pernicioso y prescindible, ero es que el que entra en un “club” debe aceptar sus normas o si no hacerse de otro.
    Por otra parte, ya le comentaba el otro dá a Olga que a mñi eso de “cura” y “rojo” me parece bastante incompatible, salvo que aceptemos una lectura muy superficial del marxismo. Lo que no quita para que la labor de estos señores pueda ser encomiable, pero cada cosa con su nombre…

  3. Está claro que lo de “rojo” sí es una lectura muy superficial. Quizá le va más por eso el calificativo de la “iglesia de los marginados”.

  4. De todas formas aunque vision superficial no podemos negar que la teología de la liberación, donde se ubican estos curas ha dado bastante de si en la parte “roja de la vida”. Al menos a los que nacimos en latinoamerica no se nos hace tan extraño lo de cura y rojo. En cuanto a acatar las normas si se acataran a ciegas las reformas dentro de las religiones no habrian existido. Hay quienes creen que ciertas instituciones se pueden cambiar desde dentro y otros que pensamos que no vale la pena estar dentro de ellas.

    Aunque he recorrido bastante camino con algunos celebres curas rojos en latinoamerica, soy de las que no tiene simpatía por la IC, tanto que inicié lso tramites para apostatar (tramites qeu no terminaran nunca, me temo) pero aun así, sigo guardando respeto por los Camilos, los Cardenal, los padres Olazo de este mundo de Dios (nunca peor dicho) y por supuesto estos de Vallecas.

  5. Elena

    Pues en la tele salió ayer una señora que dijo que la iglesia era preciosa hasta que llegó este cura “que es rojo!!!!!!” dijo muy indignada, y que quitó todas las imágenes menos un cristo y que da rosquilas en vez de hostias, jajaja, eso me parece súper irreverente!

  6. Sí, yo también lo vi. Hasta que llegó el cura ése -dijo- el Enrique de Castro y metió en el templo a toda esa chusma!! jajaja

  7. A pesar de no ser creyente, por temas laborales estuve casi seis años en contacto con la Iglesia de Barcelona, en su emisora de radio, y no me sorprende nada lo ocurrido con la parroquia de Vallecas.

    La jerarquía siempre desconfía del que nada contracorriente, del que cuestiona lo incuestionable, del que interpreta el Evangelio de un modo distinto al oficial, del que se acerca al marginado y a la base de la sociedad. Recuerdo el memorable caso del cardenal ex arzobisbo de Barcelona, Ricard Maria Carles, cerrando las puertas de la Catedral para evitar que se encerraran inmigrantes “sin papeles”. Y otro cura, de la Iglesia del Pi, que los acogió y alimentó durante casi un mes. Son mentalidades distintas.

    Yo, en la radio, sufrí vetos a personas como Enrique de Castro por pensar así. No hay nada que hacer. Los que mandan en la Iglesia son como son y nunca cambiarán.

  8. ico

    Yo tuve muchos contactos con la iglesia de Enrique de Castro, ahora ya no, simplemente porque ya no vivo en Espana.

    Me gustaria saber si algun momento alguien le ha preguntado a estos curas porque hacen lo que hacen, ya que no hacen las cosas de forma distinta para ser mas modernos o ser ma chulos que nadie, hay una motivacion de fondo, como no llevan alba durante las celebraciones.

    Si queria comentar 2 cosas con respecto a lo del “club”, las normas de este club son los dogmas y estos son realmente muy pocos, es resto es materia opinable, otra cosas es que definamos algunas reglas mas, para hacer la vida mas facil en este “club” que funciona en todos y cada uno de los paises del mundo. Yo he vivido varios anios en americalatina y me atreveria a decir que usando el mismo criterio habria que cerrar muchos “garitos” alli. Debido a que las reglas basicas son pocas, yo como catolico me encuentro dispuesto a cambiar o a favoreces cambio en areas que no son relevantes a la fe, dicho de otra manera, que no quiero irme a otro “club” sino que quiero cambiar este, puesto que aqui he nacido y vivido toda mi vida.

    saludos

Leave a Reply

Copyleft 2020 la broma

Theme by Anders Norén