el roto

¡Qué curioso! ¡La medicina y la enfermedad la fabrican los mismos!