Walter Lippmann lo decía claro: “La calidad de las noticias en la sociedad moderna es un índice de su organización social”.

El nivel del periodismo español no es independiente del civismo y grado de ciudadanía. Su retroalimentación está en la cadena vital de la democracia. Necesitamos más periodismo y más ciudadanía tanto periodistas como público.

Juan Varela dixit.