el blog de los proyectos de Olga Berrios

Canal Solidario, Feminismo, Pobreza

¿Quién es Ela Bhatt?

ela battah

Hoy he conocido a Ela Bhatt. Daba una rueda de prensa en Madrid. Ella es una de las pioneras de los microcréditos y fundó el SEWA, una asociación de mujeres autoempleadas de la India.

La organizacion tiene unas 700.000 mujeres afiliadas y ha creado unas 100 cooperativas, entre ellas un banco de microcréditos o una academia de formación. Para mujeres.

Los microcréditos son pequeños préstamos de dinero que se suele hacer a personas pobres, sobre todo mujeres. La idea es -con poco dinero- ayudarles a que creen su propio negocio y salgan de la pobreza.

Un tal Yunnus, al que le han dado un Nobel de la Paz, los inventó y desde entonces se han convertido en una gran arma para el desarrollo.

periodistas

Los fotógrafos y los cámaras se abalanzaron sobre ella y, rodeada de flashes, esta mujer menudita y mayor, salta y dice:

I’m a topmodel!

ela battah

Se me ocurrieron muchísimas preguntas para hacerle en la rueda de prensa y sólo pude hacer tres.

Más aún… a veces te quedas con las ganas de poder conocer mucho más de cerca a algunas de las personas que pasan como un rayo (o eso te parece) por estas ruedas de prensa que suelen ser tan superciales.

Actualización: “He convertido la libertad económica de nuestro pueblo en mi misión en la vida”.

4 Comments

  1. Elena

    Sí señora y con toda la razón, “Es una topmodel”.
    Ojalá mujeres de esta talla fueran el modelo a seguir por todas y todos.

  2. Miguel

    Pues sí, los microcréditos son una excelente idea para activar la microeconomía de los países económicamente “subdesarrollados” y crear así un tejido interno que sirva de base para ponerlos en movimiento(y en consecuencia mejorar las condiciones de vida de la gente). Lo que pasa es que yo no veo claro si esto tendrá posibilidades de futuro si las élites gobernantes de esos países no tienen la voluntad de activar por su parte las estructuras macroeconómicas y hacer que el capital fluya en vez de acabar en en bancos de Suiza. Cuando termine de empollarme los manuales de economía que tengo sobre mi mesa, seguiré opinando. Si hay algún economista en la sala, que me corrija.

    Por otra parte, tampoco veo claras las consecuencias a otros niveles que puede tener este impulso. Y no lo veo claro para bien y para mal. Se me ocurre, a bote pronto y a estas horas de la madrugada después de exprimir mis escasas neuronas toda la noche, que por una parte podemos asisitir al surgimeinto de modelos de desarrollo alternativos al del liberalismo europeo y estadounidense, y, ojala, a la superacón de la concepción unívoca y lenal del concepto “desarrollo” . Por otra parte,a la destrucción de la diversidad de cultural en pos de las exigencias de la economía-mundo y de la integración económica de estos países, por no hablar de la alteración consecuente de las lógicasinternas de funcionamiento de sociedades que no son de tradición liberal, o dicho de otra forma, que no han vivido el proceso histórico que ha llevado a la formación de nuestra idea de estado y ciudadanía, sino otras. Sin duda los roles internos de los actores sociales, las relaciones de poder intracomunitarias etc se van a ver alteradas, para bien o para mal. claro, que quién ha dicho que las sociedades sean estáticas. En cualquier caso, creo que este fenómeno demostrará la validez o no de las teorías de Gusfield.

    Y finalmente, como alguien que se dedica a las ciencias sociales, y dejando de lado las pasiones y sentimientos, es decir, desde la fría visión académica, es un proceso extremadamente interesante, un experimento inmenso.

    Que tengan ustedes muy buenas noches…o muy buenos días.

  3. Un tal Yunnus???
    Muhammad Yunnus inició los microcréditos en Bangladesh con sólo cien dólares y una convicción absoluta. Independientemente de si los microcréditos son o no, la panacea que se pretende (no estoy tan segura de que lo sean).

    Creo que este hombre que no recibió ayuda de institución alguna ni de gobierno alguno (caso muy distinto a las otras figuras creadas a partir de esta idea en el resto de mundo) y que además apostó por apoyar por sobretodo a las mujeres (parias por lo general) en un país de tradición musulmana, merece un poco más a ser llamado simplemente un “tal Yunnus”. En todo caso es importante señalar que, de nuevo a diferencia de los modelos qeu le han seguido en otros paises, amparados por gobiernos, ONGs y con la política de por medio, el Grameen Bank que fundo un tal Yunnus mantiene hoy por hoy, la tasa más alta de recuperación de préstamos de banco alguno en todo el mundo, más de un 95%, que se dice pronto, eso porque las mujeres por la que ha apostado, esas a las que nadie jamás hubiera dado nada, han sabido corresponder al los compromisos que adquieren, porque la politica del banco se basa en un trabajo permanente de apoyo a la autoestima y la capacitaciín de estas mujeres.

    Puede que no sean el milagro que se esperaba pero el tal Yunnus merece por lo menso algo de reconocimiento de la gente además de la fundacion nobel

  4. Comment by post author

    Es una forma de hablar, Mercedes. Conozco el trabajo de Yunnus.

Leave a Reply