el blog de los proyectos de Olga Berrios

Jaén

El limón suicida

Al otro lado del olivar, en lo oscuro. Se siente sufrir el cornetín. La muerte. Gustan de acariciarla una y otra vez. Ensayan la muerte. Y se sienten vivos. Desde noviembre. Una banda de música prepara la Semana Santa. La cuerda tira. Acabó el paseo. A mis espaldas, un limón corre triste cuestabajo. Sin decir adiós.

1 Comment

  1. aire

    me voy con el limón, hasta que todas las bandas no paren de ensayar por mi calle, es peor que lo de los palillos bajo las uñas!

Leave a Reply