el blog de los proyectos de Olga Berrios

Personas sin hogar

Un cachito de cielo (y no dejes que se escape de las manos)

11.10. Chueca

Ya somos siete: Espía, Bubú, Ángel, Pedro, Isabel, Gabriel y yo.

En un lugar llamado Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada (Cachito de Cielo), se proporciona un tentempié.

07c cielo

Yo me apunto al café y llego por unas escaleras a la ventanilla. Al otro lado, una pequeña mujer, sin preguntar nada, me llena las manos con un vaso de café, galletas y un bocadillo y me las cierra cálidamente con las suyas.

07a cielo

Desayunamos en una barra de bar habitual para ellos. Pedro dice que si hay síndrome de Diógenes con objetos inverosímiles, también existe con la comida. Muchos hacen acopios ingentes de comida que luego no podrán engullir. Pero, como en la guerra, todo sea para estar seguros de que no pasarán hambre nunca más.

07b cielo

5 Comments

  1. ona

    Yo tengo techo, pero no tengo trabajo. Estoy desesperada.
    Tambien me siento INDIGENTE.Es muy DURO.

  2. Vanessa

    Buenos días! Soy periodista de globomedia y me gustaría ofrecerle la oportunidad de ganar mucho dinero a alguien que realmente lo necesita.
    Puedes ponerte en contacto conmigo en mi mail: vboza@globomedia.es o al teléfono 690 620 397. O si quieres te llamo o te visito donde me digas.
    Un saludo y espero tu respuesta.
    Vanessa

  3. David

    Hola, ayer vi al padre (no recuerdo el nombre) que ayuda en cachito de cielo a la gente en una entrevista en la tele y me tocó la fibra.

    No soy nada religioso, es más, nunca he predicado con los curas, creo en un ‘algo’ pero no llego a creer en lo que hablan los religiosos, tal vez sea por lo que vemos en los medios de comunicación, o simplemente es rechazo al ver a los altos cargos vaticanos lucir sus ostentosos anillos y ropa religiosa de marca, no lo sé… pero gente como el padre que expuso ayer su esfuerzo y dedicación a ayudar a gente que realmente lo necesita es lo que hace que personas como yo crea un poquito más en ese ‘algo’ y te haga parar a pensar en qué se está convertiendo esta sociedad que se rige por la superficialidad y vanalidad de lo material.

    Si todos fueramos (incluido yo) un poco más como el padre creo que esta maquinaria social en la que estamos metidos funcionaría de otro modo. Desde aquí mando todo mi aliento a este gran hombre y a todas las hermanas misioneras que día tras día se encargan de esta encomiable empresa de ayudar a cambio de nada en cachito de cielo.

    Es la reflexión de alguien que no cree en el clero, es la reflexión de alguien que cree en las buenas personas y en los actos de corazón, no de fé. Es mi reflexión.

  4. Comment by post author

    Gracias por compartir tu reflexión, David.

  5. Victoria González

    ¡Hola, amigos! Tengo el privilegio de poder decir que Javier me casó hace ya muchos años y que siempre ha sido igual. Ha ayudado a todo el que ha podido. Las personas que alguna vez le hemos conocido no le olvidamos nunca.
    Besos para todos, especialmente para él.
    Vicky

Leave a Reply