olga berrios

la broma

el blog de los proyectos de Olga Berrios

Blogactivismo

¿Hacemos lo mismo en los blogs que en los medios?

Miramos de lejos a Valencia. Cotilleamos un poco qué han contado los blogs sobre el accidente del metro allí. La verdad es que la mayoría son mensajes de condolencia y algún “dimite ya”. Et c’est fini.

Luego pienso en general, qué hacemos cada uno y cada una con nuestros blogs. Cada cual, salvo puntuales excepciones, habla de lo suyo.

Tanto los blogstars (coronados como los nuevos burgueses de la blogosfera; primero revolucionarios, luego acomodados) como los minimedios, parecen enredarse en círculos viciosos y no conquistar otros asuntos.

Como Tele5, a veces ponen un anuncio de alguna causa. Se acuerdan de… y ya está. No hay continuidad, no hay obsesión por la justicia.

Está claro que un comunicador profesional tiene gran responsabilidad, pero pienso que cada persona comunicadora también la tiene. Y no mucha menos que el profesional.

¿Por qué si nos preocupa Darfur, la pobreza o la discapacidad, no hablamos de ello? A la hipocresía no le hace falta abrir academias.

10 Comments

  1. Está claro: el 90% de la información de blogs y prensa es de agencias. Éstas siguen marcando la agenda por encima de todo, salvo alguna excepción.

  2. Miguel

    Pues yo no creo que una persona que abre un blog tenga responsabilidad comunicadora alguna. La gente crea sus bitácoras por motivos diversos, en la mayoría de los casos creo que por razones estrictamente lúdicas o personales, sin más aspiraciones.
    Por otra parte, el caracter privado de todo blog hace que cada uno exprese en él simplemente lo que le apetece, no creo que sea ovbligatorio para escribir un blog estar comprometido con nada. Los valores son una cuestión personal, y nadie tiene por qué compartir los valores y mucho menos las inquietudes de otra persona. Además conceptos como el de “justicia” son conceptos subjetivos, así, si todo el mundo que escribe en un blog se sintiese obligado a “obsesionarse con la justicia” como tú dices, las denuncias y las formas de abordar la cuestión serían seguramente diversas, en muchos casos lo que alguien puede considerar justo uede que resulte injusto para ti.
    Finalmente, como ya han dicho más arriba, la mayor parte de la información que aparece en las bitácoras que pretenden reflejar la actualidad, procede de los medios convenconales o de las agencias, como bien ha dicho Sergio. Si tú quisieses hablar de Darfur, por ejemplo, tendrías que basarte en la información que te llega a traves de aquellos que tienen medios para mandar gente allí, salvo en casos excepcionales como el de la chica esta iraquí, que de cualquier manera no deja de mostrar una visión personal y necesariamente subjetiva de la situación….

    También me hago una `regunta. ¿Cuál es la responsabilidad que tienen para ti los informadores?

  3. Para mí algunos blogs son privados y otros son públicos. Que haya de todo: literatura, deportes, música, teatro… El caso es que, curiosamente, en casi cualquier recopilación sobre blogs, faltan los reivindicativos y los de los activistas. En casi cualquier blog, aunque probablemente el autor no esté en Darfur, tendrá un familiar con alguna discapacidad o incluso será esta persona misma motivo de alguna exclusión o tendrá cercana alguna realidad difícil, y no la cuenta. Por ejemplo, me llama mucho la atención artículos como éste
    http://rinzewind.org/archives/2006/07/01/lidl-ofertas-para-todos/
    El autor y casi todos los comentaristas se limitan a sorprenderse. La realidad es muy cercana y no van más allá. Sin embargo, si es un resultado deportivo o un gadget tecnológico, investigamos y difundimos la información masivamente.

    En mi opinión:
    1) Todos tenemos responsabilidad al comunicar. No sólo en los blogs. En nuestras conversaciones, simplemente nuestro vocabulario ya cuenta. Nuestra forma de hablar de los “morochitos” (los negros), o de las mujeres o de los mariquitas… puede ser comprometida o hiriente, puede destruir o construir o mantener prejuicios.

    2) Puede que cada uno tenga unos u otros motivos para crear sus blogs. Sinceramente pienso que si no hablan más de estas cosas es por falta de costumbre, por pereza, por inercia. No creo que sea porque las otras razones les superan y les motiven tantísimo.

    3) No he dicho que sea obligatorio escribir un blog social. Simplemente me parece hipócrita que critiquemos a los políticos o a los medios porque no se preocupan por estas cuestiones, abdicando en ellos nuestras propias responsabilidades. Pero sí lo voy a decir: me parece que deberíamos obligarnos, deberíamos esforzarnos a hacerlo.

    4) No hace falta irse a Darfur para hablar de estos temas. Los tenemos en la puerta de la casa. No hacen falta agencias. Mira a tu alrededor. No estoy pidiendo información “objetiva” (me río yo de eso), sino también visiones personales y cercanas, especializadas y también muy necesarias.

    5) ¿Cuál es la responsabilidad que tienen para mí los informadores? Mucha. Pero sólo un poco más que cada persona. Porque si bien los informadores producimos y desvirtuamos la información (o infoxicación), los demás la consumimos sin rechistar.

    ¿Qué responsabilidad tienen para ti los “informados”, Miguel?

  4. Por alusiones: yo no me hice el sorprendido, me limité a denunciar un hecho que no acostumbra a salir en los medios y dejé que cada uno sacase sus propias conclusiones.

  5. Seguro que se puede ir más allá de la foto.

  6. Miguel

    Pues en mi opinión, y sin acritud alguna:

    Los blogs, como los medios y como tantas otras cosas son privados siempre y cuando no pertenezcan a ninguna institución pública, esto es, a alguna de las ramificaciones del estado, y por tanto sólo sus “dueños” tiene derecho a decidir lo que en ellos se publica.

    Continúo siguiendo tu esquema para que quede claro a qué respondo:

    1)Quizá cada uno usamos el término “comunicar” de manera diferente. No creo que una persona normal tenga responsabilidad alguna cuando, por ejemplo, habla con sus amigos, fundamentalmente porque creo que, por un lado, considerar que alguien debe limitar sus palabras por el efecto que éstas pueden tener en los demás es considera imbéciles sin criterio a los receptores. Por otra parte, me parece obvio que la situación es muy distinta según se trate de una conversación privada o de una alocución pública.

    2)Sinceramente, yo creo que la gente no habla de estos temas porque no le preocupan excesivamente. La capacidad de solidaridad del ser humano tiene dificultades para transcender de su círculo de personas conocidas, o esa es la impresión que me da. Otra cosa es que a partir de discursos principalmente ideológicos se legitimen o promuevan ideas de solidaridad más globales basadas en ideales como la “nación”, “la fraternidad” etc.

    3)Bueno, a mí me también me parece hipócrita criticar a los políticos por algo y abdicar ene los nuestras responsabilidades. Lo que no comparto es el plural que usas. Quizá haya gente que no critique esto y, en consecuencia, no crea tener ningún deber hacia estas situaciones. A ti te parece que “deberíamos obligarnos” porque entra dentro de tu sistema de valores, pero tiene s que comprender que no todo el mundo tiene por qué compartirlo, y en su derecho están.

    4)Me resulta curioso que te rías de la información objetiva y pidas un lenguaje objetivo, porque lo que pide la corrección política es precisamente eso, un imposible lenguaje objetivo. No obstante, cuando hablo de información objetiva, no estoy pensando en lo que la visión de un periodista o un informante puede aportar, porque como ya dije, es sólo una visión, sino en el mayor número de perspectivas posibles sobre una misma cuestión.

    5)Para mí la responsabilidad de los informadores viene determinada por el tipo de información que ofrezcan y por la forma en la que esta se transmita. Yo no me dedico a esto, pero supongo que la cosa no debe variar demasiado respecto a mi materia. Principalmente creo que alguien es responsable de las deformaciones, falseamientos o manipulaciones deliberadas de la realidad que salgan de su boca o de su pluma. Lo que no es deliberado, es un error, que si bien es también una responsabilidad del comunicador, desde luego no me parece criminalizable. Además, para pedir responsabilidades, deberás primero aceptar unos criterios mínimos criterios objetivos o al menos consensuados, y no sé
    cómo se hace eso si no existe la información objetiva.
    Finalmente, respecto a la idea que planteas de responsabilizar a alguien por el lenguaje que pueda usar, que se me antoja un tanto orweliana, sólo quería decir que muchas veces los prejuicios están más presentes en el receptor que interpreta eso de manera ofensiva para alguien (todo puede ser ofensivo para alguien de alguna manera) que en la intencionalidad del emisor.

    Mira, un ejemplo de esto que estamos tratando ocurrido hace poco en el ámbito de los historiadores. Hace unos meses un tribunal austriaco condenó a un historiador británico por negar el holocausto. Bien, a mí esto me parece un precedente peligroso, porque si bien, creo que es una absoluta estupidez lo que plantea este señor, no creo que sean los tribunales los que deban juzgar la historia, y así otras tantas cosas, porque para eso estamos los demás, para refutar los argumentos de este señor. Y a esto es a lo que nos lleva la obsesión por controlar lo que se dice…

    PD: deberías poner un sistema de lucecitas rojas y verdes como en el congreso para evitar pesados como yo.

  7. Celeste

    Cada uno de nosotros vivimos dentro de nuestras circunstancias y de nuestro tiempo.
    Y con respecto a esto, sentimos o pensamos.
    En realidad, todos queremos lo mismo o llegamos tarde o temprano a lo mismo… pero en diferentes circunstancias y en diferente tiempo.
    Intentar que todos coincidamos en una misma visión o sentir, es una tarea totalmente imposible.
    La responsabilidad de cada uno, tiene que ser principalmente personal. Hacia sí mismo.
    Esto debería bastar. Se notaría socialmente.
    Me encantó aquel eslogan “cambia tu vida para cambiar el mundo”.

    Todos creemos tener razón suficiente, como para intentar convencer a los demás. Pero, no sé si estar firmemente convencidos de algo, nos autoriza a pedirles que sientan o razonen de una determinada manera…
    (… pero a todos nos encantan las palabras…)

  8. Eva

    Me lo había planteado, pero no estaba segura de hacerlo. Me ha tocado eso de “Está claro que un comunicador profesional tiene gran responsabilidad, pero pienso que cada persona comunicadora también la tiene. Y no mucha menos que el profesional.”
    Es verdad, teniendo un medio que difunde tan rápidamente las ideas, hay que remover un poco estos asuntos, para contribuir al efecto bola de nieve.

  9. Exacto, Olga!!
    Me permitiré copiar tu comentario, está conciso.
    (si a eso le sumo la evangelización en las escuelas de periodismo para que los chicos abran su blog, bien nos cae tu reflexión)

    Abrazos desde Venezuela

  10. Las cosas positivas no tienen mucho efecto por eso no se escribe acerca de estos temas.

Leave a Reply

Copyleft 2020 la broma

Theme by Anders Norén