el blog de los proyectos de Olga Berrios

Delicioso, Momentos creativos

Sólo cinco letras

Leo. La luz sobre las paredes. Las sábanas arrugadas. El silencio del suelo del pasillo. En el patio, las vecinas parlotean en un idioma extraño. Ella podría estar aquí. Atender. Entender su idioma. Y yo le miro. Sonríe. Me gusta observarle. Sigo leyendo. De repente, paro de recorrer las líneas del libro. Sospecho. Miro la portada con desconfianza. Inaudito. Leo despacio el título. Lo releo. Sólo cinco letras. Las mismas de su nombre. En el mismo orden. Con el mismo sonido. Me saben igual de bien. Buenos días.

Leave a Reply