el blog de los proyectos de Olga Berrios

Blogactivismo

La experiencia fonendo

fonendoA veces, cuando leo blogs “sociales”, me siento como si me enchufara un fonendo. Me convierto en House.

Nótese -aunque parezca una obviedad- que un fonendo no es un megáfono. Este último se suele relacionar más con el tener voz, gritar, reivindicar.

El fonendo se refiere más a escuchar que a hablar. Escuchar para luego actuar sobre el problema del otro.

A veces nos emocionamos con la capacidad de los blogs de amplificar nuestras impresiones y que éstas lleguen a más personas.

Para mí los blogs no sólo significan hablar, sino también escuchar.

Cuando me pongo mi fonendo, es como si inspeccionara, a lo Mafalda, la salud de un globo terráqueo.

Le enchufo la aurícula a la espalda y el pecho. Sintonizo con sus debilidades, pero también con sus fortalezas.

Sonidos microfónicos se amplifican en mis oídos. Escucho palpitaciones de corazón, escucho respiraciones, escucho vida.

4 Comments

  1. Eva

    Mu bonita la redacción de este artículo!

  2. Eva

    ¿Crees que Madrid se quedará más bonito sin las luces de neón?

  3. Eva

    Tiene un aire, ¿cómo diría yo? ¿Intimista?

  4. Comment by post author

    ¡Gracias! Lo que no entiendo es lo de las luces de neón, Eva. Cada vez tienes un lenguaje más críptico para mí.

Leave a Reply