Los bloggers no son exactamente periodistas, lo que es un error que mucha gente hace. Esperan que seamos desapasionados e insensibles sobre temas como la ocupación y la guerra, etc. La falta objetiva de sensibilidad es imposible, porque el mismo blog proviene de la pasión, de la necesidad de sentarte durante horas delante de tu ordenador, encorvado sobre el teclado, intentando transmitir ideas, miedos y frustraciones al mundo.

Riverbend, la chica irakí que escribe desde Bagdad sobre la invansión.