Linus Pauling, científico Premio Nobel de la Paz de 1962, explicaba así por qué se dedicaba a temas sociales:

Necesito ser digno del respeto de mi esposa.

Vía Historias de la ciencia.