tobogán religioso

Iglesia católica en Orán. Las escaleras están tan empinadas y juntitas que los niños las aprovechan para deslizarse por ellas con un tobogán que consiste en una tabla de madera. Por supuesto, piden cinco dinares por ofrecer su espectáculo.