el blog de los proyectos de Olga Berrios

Blogactivismo

¿Qué pasó con… blong?

Hace un tiempo me están preguntando por qué no sigo difudiendo el concepto blong. Puede que el término “blong” lo acuñara yo, pero estoy destruyéndolo por varias razones.

Blong da a entender la creación de bitácoras desde ONG de forma institucional y ese era mi último propósito. Es decir, claro que se puede utilizar el software como sustituto fácil y barato para crear páginas web utilizando los contenidos y el lenguaje de siempre, aquel de “la asociación tal ha hecho tal”.

Pero para mí lo interesante de las bitácoras es alejarse del lenguaje en tercera persona y apropiarse de ese estilo cercano y personal que precisamente me parece el más apropiado para comunicar el mensaje sensibilizador y humano que considero que las ONG y las personas pueden y deben dar.

Además, la palabra “blong” también parece reduccionista en otro sentido. Parece como si sólo se pudiera hablar de solidaridad desde una ONG, mientras estoy encontrando ejemplos de blogs solidarios de gente que se moviliza por iniciativa propia, de manera informal o a través de varias organizaciones.

Un blog de temática social también lo puede crear un beneficiario que no reciba ningún apoyo de una ONG.

monstruo

Pero sigo apostando porque las bitácoras son necesarias, dentro y fuera de las ONG, con voces cercanas y con contenidos sociales/solidarios.

Por mi trabajo estoy en contacto directo con las ONG y vivo diariamente sus dificultades. Siempre me ha parecido que adolecen de un buen sistema de comunicación interna y externa para aprovechar mejor sus recursos y para sensibilizar a los demás. Con esta sensibilización, estas ONG seguro que obtendrían muchísimo más apoyo del que ya tienen.

Observando los blogs percibes algo interesantísimo. Generan empatía. Generan cercanía. Generan simpatía… Generan apoyo.

Si las ONG adquieren en su comunicación estos valores, puede que la situación se transforme radicalmente.

2 Comments

  1. Al nombrarlo lo potencias
    Al recordarlo no lo dejas morir
    Al gritarlo por acá
    hace eco

    y se escucha hasta en este lado del océano

  2. Está bien lo de la colaboración personal y la discusión entre personas. Pero tampoco está mal que las ONGs fomenten la conversación y entren en ella. A mi me parecía una buena idea, aunque está bien explicar que no sólo son las organizacioes las que deben/pueden implicarse.

Leave a Reply