Está de moda decir que un proyecto de cooperación internacional que trabaja con una comunidad es participativo. De hecho, ya casi nadie que vaya a publicar un artículo sobre los resultados de un proyecto en el que haya trabajado se atreve a no incluir la palabrita: “participación”. Y algunos, incluso más atrevidos, apuntan más alto… “empoderamiento”.

Lo cuenta y desarrolla Bruno en Unglobal.