Sigo intentando hacer de voluntaria en la Asociación Pan Bendito, pero la verdad es que ya me estoy desanimando…

  • Cuando voy, apenas pueden atenderme y me vuelvo a casa.
  • Les gusta (al menos a la gente con la que he hablado) la idea de crear una bitácora-noticiero (aunque supongo que tendrán que debatirlo y debatirlo en la junta directiva), pero no tienen un alojamiento con los requisitos necesarios… y con eso el tema llevará aún más burocracia y reuniones juntodirectivas.
  • De momento lo que hago mientras llega el blog o no… no me gusta demasiado.
  • He propuesto crear un proyecto como el de la asociación APICE para los chavales del barrio. DE momento estamos en fase de búsqueda de ordenadores, que parece que nos va a donar Bip-Bip.
  • Cuando esté todo conectado, ya tenemos el contacto con esta asociación para que nos cuente su metodología.

En fin, todo hay que contarlo, ¿no? Venga, para equilibrar la balanza, os cuento que en la otra asociación (la de chicos transexuales) ya se han adherido dos organizaciones más a nuestra propuesta y los chicos me han hecho socia en una especie de agradecimiento simbólico.