Hoy andaba redactando una noticia y he escrito “familias homoparentales” en lugar de “familias monoparentales”.

Leí el texto varias veces y se me pasó el gazapo, menos mal que mis compañeros también la han leído y han avisado antes de que se publique.

Yo no le he dado importancia, pero una compañera ha comentado: “¿En qué estarías pensando?”.

Veo que las cosas que se guardan, y quieren salir, acaban escapando a su manera.