• Los blogs institucionales son bitácoras colaborativas, producidas por varios miembros del equipo para emitir perspectivas interesantes sobre asuntos de actualidad.
  • Evita personalizar excesivamente los contenidos.
  • Antes de escribir, asegúrate de que el asunto que te ocupa está dentro del área que conoces.
  • Evita la jerga y explica las cosas utilizando un lenguaje sencillo.
  • Lee lo que otros han publicado.
  • En una bitácora institucional, el equipo utilizará normalmente sus propios nombres y tendrán un resumen disponible sobre su experiencia.
  • Cita las fuentes y enlaza hacia el trabajo de los demás.
  • Cualquier comentario personal sobre asuntos concretos (¡estos son los más fomentados en las bitácoras!) debería estar precedido de una advertencia.

Y uno que vale para todo blog:

  • Antes de publicar, pregúntate: “¿Estoy añadiendo valor?”.

Pautas editoriales para bitácoras de ONG, pdf original de Ingie Hovland (vía PSD) y traducción aficionada completa.