El técnico de la fundación me ha escrito encantado anunciándome que ya ha encontrado mi regalo de reyes. Se trata de una impresora de feeds RSS para el baño. Maravilloso, ¿no?