La idea es de Juan Varela, de Xosé Ramil y de más gente. No hablar tanto de formatos como de contenidos y herramientas inclusivas. Está claro que hoy podemos considerar a las bitácoras como el formato que lidera o representa una revolución, emergencia o convergencia muy feliz: la socialización de la comunicación e información frente al poder.

Lo interesante ahora es dar a conocer estas herramientas, pero sobre todo trabajar sobre los contenidos: hablar sobre qué hemos venido a hacer aquí, sobre otros puntos de vista, sobre criterios, sobre si estamos preparados

Yo pongo mi granito de arena con esta recopilación de bitácoras sociales.