Tadaima

Tadaima

Tadaima, tadaima. Como un suspiro. Suave. Me detengo a sentirlo. Siento en mis pulmones que me acerco. Me preparo. Como sentada en la butaca del teatro, parecido, antes de que corran el telón. El culo inquieto. Miro las siluetas de